Skip to Main Content
Parece que está usando Internet Explorer 11 o una versión anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, es posible que vea resultados inespera

BIBLIOGUÍAS

Jean Corbon (1924-2001): Biografía

Esta guía reúne los recursos que posee la biblioteca en formato papel o electrónico de y sobre Jean Corbon

Biografía

Jean Corbon nació en París el 29 de diciembre de 1924 y falleció en Beirut a consecuencia de un accidente de circulación, en el atardecer del día 25 de febrero del 2001, víspera del inicio de la Cuaresma, cuando faltaba exactamente un mes para que celebrase sus bodas de oro sacerdotales. Era también el año en que la fecha de la Pascua coincidía para católicos y ortodoxos. 
Con una confianza de niño en su Padre Dios, devoto de Santa María, J. Corbon se confesaba, desde su juventud, discípulo de Teresa de Lisieux. Cursó los estudios institucionales en el seminario de Conflans y, tras ser movilizado por la guerra, tomó parte en la campaña de Italia. Licenciado en Teología, estudió en el Instituto Bíblico de Roma y en el Instituto de Estudios Árabes de Manouba (Túnez). Llegó al Líbano en 1956 –país que ya nunca abandonaría–, movido por el interés, sentido ya desde sus años de estudiante, por entender mejor la riqueza espiritual y litúrgica de los cristianos árabes. Recibió la ordenación presbiteral en el rito bizantino quedando adscrito a la eparquía greco-melquita católica de Beirut. Su ministerio, como sacerdote y teólogo, se centró sobre todo en el campo ecuménico al servicio de la comunión en el punto de confluencia de las iglesias de Oriente y Occidente. Corbon fue asiduo al “Círculo de San Ireneo” en Beirut, reuniones periódicas de oración que servían también para el mutuo conocimiento y en las que participaban varios archimandritas y catholikós armenios que, con anterioridad a la primavera ecuménica de 1961-1974, representaban la vanguardia del movimiento ecuménico en el Líbano.
Durante el Concilio Vaticano II trabajó como traductor de los observadores teólogos del Concilio. Por aquellos años fue nombrado consultor del Secretariado para la Unión de los cristianos. Durante un lustro fue miembro de la Comisión de la Fe en el Consejo Ecuménico de las Iglesias. En 1980 fue nombrado miembro de la Comisión Internacional para el diálogo ecuménico entre católicos y ortodoxos, cargo que mantuvo hasta su muerte. Fue miembro de la Comisión Teológica Internacional (1986-1996). Pero fue su participación en el equipo redactor del Catecismo de la Iglesia Católica lo que más le dio a conocer en Occidente.
En 1993, el Cardenal J. Ratzinger refirió la historia de cómo Corbon fue asociado al equipo de redactores del Catecismo. De ahí que, aunque sea todavía demasiado pronto para escribir una historia del Catecismo de la Iglesia Católica, al modo como lo ha hecho con el Catecismo Romano su más reciente investigador –Pedro Rodríguez–, sin embargo, cuando llegue aquel momento, habrá que tratar de Jean Corbon, como se trató del Cardenal Guglielmo Sirleto y otros corredactores del Catecismo tridentino.
Desde 1991 hasta 1998, formó parte del grupo de trabajo mixto entre la Santa Sede y el Consejo Ecuménico de las Iglesias. Profesor emérito de Liturgia y Ecumenismo en la Universidad del Espíritu Santo de Kaslik (Líbano) y del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de la Universidad de S. José en Beirut. En el momento de su fallecimiento, era Secretario de la Asociación de Seminarios e Institutos teológicos de Oriente Medio, fundador de la revista Correo ecuménico de Oriente Medio y colaborador en revistas de teología oriental (Proche-Orient Chrétien, Irenikon, Istina…). Con anterioridad a Liturgie de Source (1980), había escrito L’expérience chrétienne dans la Bible (1963), Prière orientale des Eglises (1974-1975) y L’Eglise des arabes (1977), y, más recientemente, había redactado el capítulo 24 del libro El Cristianismo hacia su historia en el Oriente Medio, libro muy querido para él y que deseaba ver publicado el día 25 de marzo, coincidiendo con el 50 aniversario de su ordenación presbiteral.
Finalmente, el “Comité de Amigos del P. Corbon”, constituido tras su fallecimiento, abriga el proyecto de publicar en el curso 2003-2004, entre otros, el volumen de las homilías que pronunció en un prolongado arco de tiempo siguiendo el curso celebrativo del Año litúrgico bizantino. A petición de muchas personas, estas homilías fueron recopiladas y anotadas según su deseo, asumiendo él mismo su posterior revisión y corrección.

Pensamiento
Su obra más conocida vio la luz en París el año 1980 bajo el título Liturgie de Source (publicada por primera vez en español con el título Liturgia fundamental (2001); en la segunda edición (2009), el título es Liturgia fontal). Al lector que sea buen conocedor del Catecismo de la Iglesia Católica le llamará la atención ver una sistemática y unas expresiones que le recordarán, sin duda, al Catecismo, sobre todo cuando trata de “la oración cristiana”. Una lectura atenta revelará cómo algunos argumentos del libro, escrito doce años antes de la aparición del Catecismo, tienen en él su manifiesto correlato.
No estamos, pues, ante un liturgista en sentido estricto, sino ante un teólogo del ecumenismo con vastos conocimientos de teología litúrgica y eclesiología, que se ven favorecidos por la coyuntura de vivir allí donde convergen las dos grandes tradiciones de la Iglesia. En la vida de Jean Corbon vemos reflejado, como en un espejo, el progreso del movimiento ecuménico en Oriente Medio, desde su implantación germinal a finales de los años cincuenta hasta los hitos más recientes protagonizados por Juan Pablo II en sus últimos viajes apostólicos, de intenso acento ecuménico.

Fuente:  D. Félix María Arocena, de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra.

 

Document